martes, 18 de febrero de 2014

PESADILLA ELECTRÓNICA: "TEATRO SAL"



De nuevo los ya "viejos" amigos de Pesadilla Electrónica vuelven a editar otro álbum con 11 nuevos temas titulado "Teatro Sal". 

A pesar de  los ya muchos años que abandoné esta banda, siempre me he considerado parte de ellos porque el origen de esta banda fue la amistad de un grupo de amigos que  como consecuencia de esto y de la afición y gusto por la música de este grupo, decidieron embarcarse y navegar por el difícil océano musical. Por tanto a pesar de causar  baja como músico, mi alta como amigo sigue en la banda.

Es por eso que la alegría y admiración que siento cuando vuelve aparecer un nuevo trabajo de "Pesadilla Electrónica" es inmensa e inexplicable. A pesar de los muchos años (desde 1.987) de dificultades, navegando por ese "Océano Indi(pendiente)", Pesadilla Electrónica nunca ha variado el rumbo hacia su principal objetivo que ha sido disfrutar a la vez que ofrecer la mejor calidad y profesionalidad en sus trabajos  salvando así las dificultades propias de este sector con  trabajo y constancia, como así lo demuestran los seis Álbumes, maquetas y EP de  su discografía, que con financiación propia siempre han logrado salir a  la calle.

A pesar  del rumbo fijo y de sus esencias propias,  a Pesadilla Electrónica le ha gustado evolucionar, mejorar, y experimentar cosas nuevas en cada trabajo, y "Teatro Sal"  es otro salto más en mejorar la larga carrera del grupo. Por eso lo primero que se plantearon fue cambiar de estudios de grabación y de método de grabación y  esta vez fueron los estudios de  "Paco Loco" en el Puerto de Sta. María, los que sustituyeron a los estudios "Fernando  J. Romero" de Granada, apostando por primera vez  por  grabar las canciones “en vivo”.  

Eso es quizás unas de las cosas que llega cuando uno escucha este disco, la sensación de estar escuchando música en directo y no música en  "lata". Una vez que le das al "play" pareces estar en el local de ensayo de Pesadilla Electrónica, escuchándolos "al natural y  sin aliños" donde incluso en el final de canciones como "Sin Hilos"  esa sensación se potencia al "teatralizar" esa sensación de ensayo y directo a la vez.

Como bien dice el título " Teatro Sal", este trabajo ha sido una puesta en escena en común de los tres a la vez  para "sacar el teatro interior" con 11 temas (Estirón, Tira, Teatro Sal Dos, Chambi, Sentado aquí, Oda al Quinto, Ambiguo, Feliz, Sin Hilos, Sobre los Muertos, Danzando,  Ellos Han)  donde recogen esa realidad vivida y percibida por la banda, con letras a veces  irónicas,  metafóricas a la vez que  puntualmente nostálgicas.

El disco se presenta con un formato muy acertado en su estructura y  diseño para lo que soporta y acoge en su interior. La portada nos ilustra mediante trazos en blanco y negro a alguien sentado esperando en un  local, (quizás de ensayo), dispuesto  y preparado para salir por esa puerta abierta a dar todo ese teatro que lleva dentro. Al abrirlo nos encontramos además del CD el libreto con una foto de unas marionetas de los tres componentes del grupo (Diego, Jacinto e Ikus), marionetas que como dice la canción están "sin hilos", manejados por nadie e inspiradas en si mismos.

Musicalmente el disco creo que no defraudará a nadie por dos motivos, porque para los seguidores de siempre, este álbum ofrece la marca tradicional de "Pesadilla Electrónica" con buenas melodías, mezclada con la  contundencia de su base rítmica y unas guitarras esta vez más presentes  y arpegiadas. Temas como "Tira" y "Sobre los muertos" están dirigidos a esa gente en las que me incluyo disfrutan con el contraste de esa fuerza musical  y las buenas melodías, siendo posiblemente  el estribillo del tema "sobre los muertos" el que quizás mejor muestra esto, donde la melodía acompañada de ese teclado de fondo  y los graves arpegios de la guitarra recuerdan al viejo "Neil Young".

Para esos otros, que quieren más o algo distinto o nuevo,  pues también tienen lo suyo, porque los temas interpretados por Jacinto ofrecen otro concepto musical además de por la propia voz, por la composición en si misma y por que además, existe el añadido de que en algunos de ellos el sonido "Rickenbacker" sustituye al de la tradicional "Gibson", dando aires más poperos  que recuerdan a los  "Smiths", como en el tema número 5 "Sentado Aqui".

Poco más puedo decir, porque mejor escucharlo que leerme a mi, y por eso os invito a adquirirlo y disfrutarlo por solo 10,00 € (+ gastos de envío)  pidiéndolo en el siguiente E-mail: pesadilla@pesadillaelectronica.com.


martes, 30 de julio de 2013

MARK KNOPFLER, PUERTA GRANDE EN LA MALAGUETA


Tres años después  de la anterior gira de  Mark Knopfler "Get Lucky", éste volvía a España para poner punto y final a su actual  gira Europea "Privateering". Esta vez al igual que las dos últimas giras pisaba suelo Andaluz, pero en  esta ocasión  no fue ni Granada ni Córdoba, esta  vez regresaba a tierras Malagueñas después de 21 años  de aquel concierto que en Agosto de 1.992  daba en Marbella con la mejor banda de todos los tiempos: Los "Dire Straits" en su gira "On the Night".

Foto fuente Diario "Guy Fletcher"
Y la espera mereció la pena y  el esperado  27 de Julio de 2.013 llegó ocupando un lugar destacado en el calendario vital de las 9.000 almas  que presenciamos esta actuación de esta "Estrella", que al igual que algunos asteroides solo pasan cada mucho tiempo cerca la tierra y sólo algunas generaciones  y algunos afortunados pueden decir: "Yo estuve allí". 


Mi crónica particular comenzaba, la mañana del 27 de Julio. Llegamos a Málaga mi amigo Juan Valle y yo a eso de las 12:30 de la mañana y una vez descargado el equipaje, fuimos a explorar el terreno. Primera parada en el mirador de Gibralfaro, donde la plaza de toros de la Malagueta se divisaba a la perfección. Desde allí pudimos ver la orientación del escenario y cual debía ser la puerta donde debíamos  hacer cola para poder tener ese sitio deseado por mi en los conciertos. En la grada, primera fila y justo detrás del control de sonido, un lugar ideal para disfrutar del buen sonido y  sin nadie delante que moleste y a una distancia del escenario relativamente corta dada las dimensiones de la plaza.

Después nos dirigimos a la plaza para ver lo que se "cocía" por allí. Y allí vivimos otro momento muy emocionante, tanto fue así,  que apunto estuvo de darme un "telele"  allí  mismo y estrenar esas ambulancias que veis a mis espaldas. Y es que llegando al parking de la plaza de toros, pudimos divisar por el retrovisor de nuestro coche un todo-terreno "Ranger Rover", coche con el que suele desplazarse Mark y su banda en esta gira.
Como podéis imaginar el nerviosismo se apoderó de mi. Mi amigo paró el coche en mitad de la calle y yo bajé (cuando pude quitarme el cinturón), intentaba coger la cámara de fotos, pero ésta  parecía estar viva y no paraba de saltar entre mis manos, rápidamente me dirigí hacia el coche con la ilusión de ver  dentro del vehículo la  "calva" de Mark Knopfler o a lo peor  algún músico de la banda. Pero la suerte no estuvo conmigo, no eran Mark ni nadie de su banda, aunque si eran sus conductores "estrella" de la gira: Bernie, Michael y Fabian.


 Una vez visto todo el tinglado,  y localizada la puerta  por la que debíamos hacer cola  para  entrar y  coger ese sitio deseado, nos fuimos a reponer fuerzas y la bodega "El Pimpi" y el rabo de toro fue nuestra primera estocada al hambre que ya aparecía en nuestros estómagos, pero claro está que en la tierra del boquerón no podía faltar el  pescaito frito y de la bodega del Pimpi nos fuimos al bar "la Campana", para dar  la última campanada antes del gran momento que se acercaba.

 Como pueden imaginarse, el sitio nadie me lo quitó, y allí estábamos mi amigo Juan Valle y Yo, en barrera, en el mismo sitio  que en su día estuvo Pablo Picaso, esperando una buena faena del Maestro, "El niño de la Calva" : Mark Knopfler, ese "diestro"  de la guitarra,  aunque zurdo para las demás faenas y tareas diarias.


 La tarde era espectacular, a diferencia de la tarde de hace tres años en Córdoba,  esta vez no había nada de calor, el fresquito envolvía el buen ambiente que respiraba un público expectante que poco a poco iba llenando este coso taurino, para presenciar lo que ya se intuía, una actuación redonda del Maestro.

 A las 22:30 de la noche comenzaba el concierto, ¡¡¡y yo estaba allí!!!.

Para mi,  fue un gran concierto, y en términos taurinos, Mark cuajó una faena redonda con estocada en todo lo alto y hasta el fondo, que le llevó a  cortar dos orejas y rabo y abrir la puerta grande de la Malagueta.

Claro  que la opinión y visión de un fan incondicional como yo, puede que resulte poco objetiva y poco creíble, pero creo que con toda la sinceridad que mi incondicionalidad me deja, esta actuación fue de las tres que he presenciado del Maestro, la mejor. El sonido mejor que anteriores ocasiones y bastante bueno,  teniendo en cuenta las dificultades y condiciones que ofrece una plaza de toros para el sonido. Por fin los bajos sonaban como Dios manda y Mark y su banda,  lejos de estar agotados por ser los últimos conciertos de una larga e intensa gira, mostraron frescura y ganas.

El repertorio quizás fue lo más criticado por lo asistentes, 15 canciones y entre ellas no estaba las legendarias "Sultans of Swing" y "Brothers in Arms". Las elegidas por Mark fueron éstas:

- What it is
- Corned Beef City
- Privateering
- Father and Son
- Hill Farmer´s Blues
- I dug up a Diamond
- I used to could
- Romeo & Juliet
- Song for Sonny Liston
- Postcards from Paraguay
- Marbletown
- Speedway at Nazareth
- Telegraph Road
- So far away
- Going Home

Para mi lo sorprendente no fue  que no  tocara "Sultans of Swing" y "Brothers in Arms", si no que Mark  cambiara el repertorio que venía realizando e improvisara otro distinto. Algo impropio de Mark y más propio de otros artistas como Bruce Springsteen. La verdad es que no se como interpretar esta decisión, pero lo cierto es que Mark lleva tiempo eliminando de su repertorio temas legendarios de los Dire Straits e incorporando más temas de él como artista en solitario. 
La verdad que visto desde un punto de vista lógico, esto es normal y de sentido común ya que cada vez más tiene muchas y buenas canciones en solitario. Por otro lado, es justo decir que no hizo ascos a los Dire Straits y nos dejó varias pinceladas de esos años al frente de los Straits,  y la magistral interpretación  en temas como  "Telegraph Road"  hizo que  olvidasemos  la falta del "Sultans of Swing". Lo que ocurre es que esos que critican esa falta, es porque no han profundizado en la carrera en solitario de Mark, donde más allá de ser un buen guitarrista, es quizás, y el tiempo me dará la razón, unos de los grandes compositores de la historia musical, que  a sus casi 64 años sigue en la primera línea, evolucionando e indagando en estilos como el folk, blus, country e incluso juguetea con la música andina en temas como "Postcards from Paraguay"



Precisamente con este tema,  Mark Knopfler quiso presentar a la banda compuesta por Richard Bennet (guitarra), Jim Cox (piano), Guy Fletcher (teclado), John McCusker (violín) y Mike McGoldrick (flauta), Glenn Worf (bajo) y Ian Thomas (batería).





Para terminar la actuación  Mark volvió a recurrir del ya clásico tema "Going Home" de la B.S.O de "Local Hero" , el cual  acostumbra a utilizar de cierre en los conciertos desde 1.985. Final apoteósico para un concierto esplendido, que como siempre hizo emocionarme y vivir esos momentos finales con la sensación de lo que estaba viviendo era   algo difícil de repetir. Aunque en esta ocasión el  ver a Mark en plena forma, dentro del margen y los límites que su  edad le permite, y  a diferencia del anterior concierto en Córdoba donde  el sabor de boca  fue bueno pero con cierto gusto a preocupación de si Mark nos  brindaría otra gira, ahora y después de verlo mucho  mejor físicamente   y recuperado del dolor de espalda que le condenó en la anterior gira a darla en un taburete, mi estado actual es de  ilusión y convencimiento de que  pronto   este genio  volverá a sacar un álbum y pronto volveremos a verlo sobre las tablas. Sólo nos toca esperar pacientemente  hasta que vuelva otra vez ese momento para  poder contar y decir de  nuevo: 
 ¡¡ YO ESTUVE ALLÍ !!.

martes, 4 de junio de 2013

"AL" Sureste del Oeste.


Fuente "Tabernas de Cine"
Almería, situada en el Sureste del Oeste de Europa es quizás de los pocos rincones del continente viejo que conserva algunas zonas  vírgenes  y casi  intactas, donde el hombre no ha metido su mano para alterar los paisajes que la naturaleza ha tardado millones de años en construir y perfilar.

Estos territorios y paisajes únicos, por suerte han llegado sanos y salvos a nuestro días, gracias a la catalogación de muchos de ellos como protegidos y sobre todo  gracias al aislamiento histórico que nuestra provincia ha sufrido con el  resto de España debido a la falta de comunicaciones terrestres y aéreas, convirtiéndola  durante el periodo de posguerra y transición  en una zona  empobrecida con poca evolución y progreso   y en una zona “olvidada” para muchos. Y es por ese aislamiento y olvido que los "crímenes urbanísticos" como los de la vecina costa de  Murcia, Alicante y Costa del Sol, han llegado más tarde que pronto y por suerte conservamos cierta inalterabilidad y belleza en algunos territorios almerienses.

Cierto es que cuando mencionamos Almería, nuestra mente automáticamente apareja a esta tierra el Sol, las playas paradisíacas y  la  agricultura bajo plástico, siendo por tanto el turismo y la agricultura  los dos sectores que más peso económico tienen en esta provincia, pero no es menos cierto que  también es inevitable pensar en Almería como  Tierra de  Cine, siendo este  sector unos de los que también  ha tenido un gran peso en el desarrollo económico-social de la provincia de Almería, destacando en este sentido esta provincia sobre el resto de territorios españoles.

Cerro Alfaro.
Pero ¿por qué Almería  destaca en este aspecto con respecto a otras zonas y provincias españolas?,  pues porque la diferencia está en que, como he dicho anteriormente, es de las pocas provincias que mantiene hoy en día su valor paisajístico, siendo además  una  tierra llena de contrastes donde la concentración y  diversidad de paisajes, muchos de ellos únicos,   convierten a este territorio del sureste español en la zona con toda la esencia necesaria y concentrada para ser una zona ideal para los rodajes de películas, series y anuncios de televisión, ya que estos paisajes almerienses pueden  llegar a ser el decorado natural de una película ambientada en África, Afganistán, Turquía, Australia, Jordania, Egipto, México  y por supuesto del oeste  Americano.

Localización "El Bueno, El Feo y El Malo"
Los más grandes del Cine  supieron apreciar todo esto, que sumado a unos costes de producción  bajos debido a esa tierra empobrecida y poco evolucionada, y un clima suave y rico en horas de sol,  hicieron que Almería fuese  el  "Mini Hollywood Español"  de los años  60 y 70.

Hoy día, aunque  los costes de producción no son, ni mucho menos los que eran,  sigue existiendo lo principal, el buen clima, el sol y el Paisaje, como  principal motivo por el que elegir Almería para rodar, y es por eso que debemos apostar en facilitar a las productoras esta elección, eliminando trabas burocráticas, sin olvidar que también debemos seguir apostando en  conservar el patrimonio natural y cultural heredado.

En el mismo sentido y paralelamente, debemos apostar también por el Turismo Cinematográfico como un recurso turístico diferenciador frente a otros destinos turísticos que combinados con nuestros parajes y parques naturales   hacen un paquete turístico único. Esto es lo que la Mancomunidad de Municipios del Interior, ha intentado poner en valor y por lo que ha intentado apostar, creando la ruta de cine de Filabres-Alhamilla, la cual  lleva  al turista o visitante hasta algunas de las localizaciones cinematográficas rodadas en la comarca  y donde además se ha colocado un panel explicativo referente a la película, curiosidades, fotogramas, etc... En esta órbita existen inicitivas privadas de grupos y asociaciones como "Almeria Cine", que se dedican a recorrer los escenarios clásicos que quedan, además de participar de manera activa en eventos e informarnos en su blog sobre noticias, rodajes,...

Localización "Curro Jiménez"
Como siempre Almería promete, porque este rincón del sureste del oeste de Europa,  es una tierra que aunque no tiene recursos naturales, si que tiene las mejores condiciones naturales para seguir apostando e  invirtiendo  en la agricultura (intensiva y extensiva) en energías renovables y en el turismo tanto en el tradicional de sol y playa  como en otras formas de turismo como el turismo de naturaleza y turismo  cinematográfico. Sin perder de vista también,  que esas condiciones naturales también son las mejores para apostar por otra industria más, la del cine.